LA CASA

 

Debe su nombre a que la edificación original fue construida para satisfacer las necesidades eléctricas de la aldea, posteriormente fue reformada y ampliada quedando tal como se encuentra hoy en día. Consta de cuatro plantas y tiene una capacidad para ocho personas: La planta baja se distribuye en recibidor-comedor, aseo, cocina y despensa. La primera planta está distribuida en tres dormitorios y balcón. La segunda planta se compone de un dormitorio, salón con chimenea, cocina y un baño completo. Y finalmente en la tercera planta hay un gran salón con estufa de leña y una terraza con vistas espectaculares. Se encuentra completamente equipada y cuenta con cocina, horno, microondas, lavavajillas, lavadora, secadora, televisión, DVD y cuna de viaje. Para la calefacción, dispone de chimenea, estufas de leña y radiadores de aceite en las habitaciones. Además está equipada con todo tipo de utensilios de cocina, ropa de cama, toallas, etc.

Pero si hay algo que merece la pena destacar de La Caseta de la Llum son sus espectaculares vistas del valle y de la cara norte de la Sierra de Aitana, todo un lujo para sus ojos. Si lo que buscas es un lugar para escapar de todo, relajarte y disfrutar de la naturaleza no lo dudes...

ven a La Caseta de la Llum.